85 aniversario de la Ossodre por Jorge Orrico

85 aniversario de la Ossodre por Jorge Orrico

 

85 años de la Orquesta Sinfónica del Sodre o el error afortunado (casi una humorada)

(1) Preludio
Contaba Diego Errandonea, que ingresó al SODRE como cadete en 1930 y llegó a ser su Director General, que nuestro instituto nació fruto de un error.
En efecto, a fines de la década del 20 del siglo pasado, siendo el Ingeniero Lasnier Director de Radio y Comunicaciones, se encargó a Estados Unidos una estación radiotelegráfica. “Cuando lo desembalan –dice Errandonea- se dan cuenta que no era radiotelegráfica sino de radio telefonía”. Como el equipo ya estaba aquí, y luego de las naturales discusiones y dudas, se decidió armarlo. Y ese fue el génesis de lo que se llamó entonces Servicio Oficial de Difusión Radio Eléctrica.

(2) Allegro con brio
En el año 1930 se iniciaron las transmisiones. Año señalado para Uruguay y el mundo, cuando en  nuestro país se jugó el primer campeonato mundial de fútbol, ganado por nuestros celestes al derrotar en la final 4 a 2 al seleccionado argentino. Para ese campeonato, como es sabido, se construyó, bajo la dirección del Arquitecto Scasso y en unos pocos meses, el Estadio Centenario.
Es bueno recordar hoy, que el SODRE fue pionero en la transmisión de fútbol, con Ignacio Domínguez Riera como relator y los comentarios de Camilo Elena. Años después, se integraría al SODRE como relator, un jovencito que le daba emoción al relator llamado Carlos Solé.
Cuando hoy algunos fruncen la nariz porque en el SODRE se presenta algún conjunto de la mal llamada “música popular”, es interesante recordar aquellos orígenes.
En 1931, el SODRE compró el Teatro Urquiza en la suma de $340.000. Rápidamente entonces comenzó a gestarse la idea de crear una Orquesta Sinfónica estable. Se continuaba con una hermosa tradición nacional. Ya en 1793 y en la Casa de Comedias, se contaba con una orquesta estable. Y cuando la República recién nacía, en 1831 se constituyó la Sociedad Filarmónica, primer conjunto exclusivamente sinfónico. Vendrán luego la Sociedad Beethoven y la Orquesta Nacional que, dirigida por el Maestro Luis Sambucetti, actuó entre 1908 y 1914.
Con estos riquísimos antecedentes es que se crea en ese año 1931, la Orquesta Sinfónica del SODRE (OSSODRE).
Para integrar la orquesta, se llamó a concurso para el que se designó un Jurado integrado por Vicente Pablo y Virgilio Scarabelli.

(3) Allegro maestoso
El sábado 20 de junio de 1931, a partir de la hora 18 y 33, y con la conducción del Maestro Vicente Pablo, se produjo el debut de la orquesta integrada por 103 profesores.
El programa fue el siguiente:
(1)  Concierto en fa mayor de Bach.
(2)  Marcha Turandot de Ferruccio Bussoni.
(3)  Obertura de La isla de los Ceibos de Fabini.
(4)  Poema sinfónico Los Preludios de Liszt.
(5)  Sinfonía Heroica de Beethoven.
El concierto fue transmitido directamente por CX6 y el éxito de público fue notable, al punto que se vendieron 1.442 localidades.
Asistieron el entonces Presidente de la República y luego dictador, Dr. Gabriel Terra, los Consejeros Nacionales Baltasar Brum y Tomás Berreta, ministros de estado y embajadores.

(4) Largo con amore
El primer Director Estable de la orquesta fue el Maestro Lamberto Baldi, entre 1932 y 1941 y en el bienio 1953/54. En 1942 asumió el Maestro Albero Wolf. Luego, como señala la Licenciada Adriana Santos Melgarejo, “se estableció como política la apertura hacia la contratación de diversos maestros nacionales y extranjeros; el objetivo fue darle a la orquesta ductilidad”.
Lo cierto es que, con períodos en que se trabajó con directores estables y otros en que se funcionó en régimen de apertura, es riquísima la lista de notables maestros que dirigieron la OSSODRE. En una lista no taxativa, aparecen personalidades como Fritz Busch, Heitor Villa Lobos, José Iturbi, Aaron Copland, Aran Kachaturian, Igor Strawinski, Vicente Ascone, Eduardo Fabini, Eric Simon, José Serebrier, Juan Protasi, Piero Gamba, David Machado, Miguel Patrón Marchand y un largo y calificadísimo etcétera.
Asimismo, deseo destacar especialmente al Maestro Erich Kleiber, primero en dirigir en nuestro país el ciclo completo de las nueve sinfonías de Beethoven. Una plaqueta, obra de nuestro José Belloni, rescatada luego del incendio del Auditorio e instalada recientemente a la entrada de la Sala Balzo, recuerda este hito fundamental en estos términos: “En horas breves pero inolvidables el Maestro Erich Kleiber, secundado por la Orquesta Sinfónica del SODRE, avivó los esplendores de la gloria de Beethoven con la magistral interpretación de sus nueve sinfonías”.
Capítulo aparte lo constituyen los solistas de enorme jerarquía que actuaron con nuestra orquesta. Sólo a modo de ejemplo: Hugo Balzo, Andrés Segovia, Raquel Boldorini, Pablo Casals, Arturo Rubinstein, Nybia Mariño, Luis Batlle Ibañez,  Elida Gencarelli, Dinorah Varsi, Fanny Ingold, Victoria Schenini, Jorge Risi, Yehudi Menuhin, Julián Bello, Socorrito Villegas, Narciso Yepes y, también aquí, un largo y calificado etcétera.

(5) Andante con dolore
En el año 1971, un acontecimiento terrible sacudió la cultura nacional. El Auditorio del SODRE fue arrasado por las llamas. Así fue descrito el hecho por los Arquitectos Mary Méndez y Leonardo Gómez: “En el trágico atardecer del 18 de setiembre de 1971 el fuego afectó de forma definitiva la sala, el escenario y la tramoya, destruyendo completamente el interior del teatro”.
Tuvieron que pasar casi 40 años para que el Estudio Auditorio abriera sus puertas al público nuevamente. Durante todo ese tiempo no obstante, la OSSODRE siguió brindando conciertos. Al igual que el resto de los elencos estables, aquí no se bajaron los brazos. Ensayando en donde se podía, actuando en lugares frecuentemente inadecuados, el espectáculo continuó.
Mi reconocimiento a todos aquellos artistas, nuestros queridos rebeldes, que hicieron que esto fuera posible.

(6) Allegro molto con brio
Hoy, a 85 años de aquellos comienzos, nuestra orquesta marcha hacia el futuro con la convicción de que, lo mejor, está por venir. Tenemos todo para seguir creciendo hasta transformarnos en una de las mejores orquestas del mundo. Con el empuje y el talento del joven Maestro Martín García, nuestro actual Director Estable, junto al fuego sagrado de nuestros músicos brindándose en pro de espectáculos de calidad, con el apoyo permanente de técnicos, administrativos y todos los que contribuyen a la jerarquía de nuestros espectáculos. ¡Salud OSSODRE! El porvenir lo construiremos entre todos.

Nota Semanario Voces, jueves 16 de junio de 2016

 

Viernes, 17 Junio, 2016