Ciclo de Primavera. Concierto I

Einojuhani Rautavaara (Helsinki, 1928 - 2016)

Cantus Arcticus Op. 61

(Concierto para pájaros y orquesta)

1- Suo (El pantano)

2- Melankolia (Melancolía)

3- Joutsenet muuttavat (Migración de cisnes)

 

A lo largo de la historia de la música occidental, diversos autores han incorporado en sus obras distintos tipos de elementos musicales que buscaban imitar el canto de las aves, desde las obras de Rameau, Mozart, Saint-Saënz, hasta llegar a Messiaen. Pero, en Cantus Arcticus, Rautavaara directamente ha grabado los sonidos que producen los pájaros sobre cinta magnética y los ha incorporado a la música orquestal. Escrita en 1972, fue encargada por la Universidad finlandesa de Oulu para ser estrenada en la fiesta de graduación de ese año. En principio el autor tuvo la intención de hacer una cantata pero luego compuso un concierto. En cada una de sus partes se escucha el sonido de distintas aves que habitan el círculo polar ártico y los pantanos de Liminkia. En el primer movimiento las flautas comienzan con un dueto, luego se suma la fila de maderas y vientos más el registro sonoro de los pájaros. El segundo movimiento se basa en el canto de la alondra, con la particularidad de que la toma de audio del sonido que produce el ave ha sido enlentecida. En el tercer movimiento, se escucha el registro de los sonidos de los cisnes cantores conjuntamente con la masa orquestal; es aquí donde se efectúa un crescendo paulatino que luego se desvanece en un pianisimo.

 

 

Jean Sibelius (Hämeelinna, 1865 – Järvenpää, 1957)

Sinfonía No. 1 en mi menor Op.39

1- Andante, ma non troppo – Allegro energico. 

2- Andante (ma non troppo lento) Scherzo: Allegro. 

3- Finale (Quasi una fantasia): Andante – Allegro molto – Andante assai – Allegro molto come prima – Andante (ma non troppo) 

 

De influencias románticas, gran parte de la obra de Sibelius se inspira en la música y leyendas tradicionales de la región, por ende y por estar cercano a la época de consolidación de Finlandia como Estado-Nación, es que al compositor se lo ha catalogado como el exponente máximo dentro de la corriente musical nacionalista finlandesa. Esta obra es la primera de sus siete sinfonías, fue compuesta entre 1898 y 1899. Se caracteriza principalmente por la presencia de solos, tanto en las cuerdas como en los vientos. El primer movimiento comienza con un solo de clarinete para luego dar paso al trino realizado por los timbales. Este primer tema, expuesto por el clarinete, será repetido por las cuerdas al comienzo del cuarto movimiento. Los elementos musicales empleados se van transformando paulatinamente a lo largo de la pieza sin producir contrastes, esto constituye un rasgo característico de toda la obra de Sibelius.

La primera sinfonía fue estrenada por Sibelius en febrero de 1899 y fue revisada por él en los primeros meses de 1900. La primera revisión de la partitura fue ejecutada el 18 de julio de 1900 por la Orquesta de Berlín, bajo la batuta de Robert Kajanus. Este hecho señala un punto de inflexión en la carrera de Sibelius ya que es allí donde comienza su proyección internacional. La primera edición de la Sinfonía N°1 data del año 1902; el musicólogo Timo Virtanen, de la Universidad de Helsinki, señala que probablemente existieran otras revisiones posteriores a 1899 y hasta la fecha de la primera publicación. Estos aspectos son importantes al momento de interpretar; en esta ocasión el director Nicolás Pasquet ha tomado en cuenta la edición crítica realizada por Virtanen. 

 

Adriana Santos M.