Sombras del paraíso

Temporada de Cine Arte
Ciclo Clásicos Franceses
Sombras del paraíso

Lunes 30 de abril a las 18 horas

Sombras del paraíso

(Les enfants du paradis), 1945, 190 minutos

Dirección: Marcel Carné. Producción: Raymond Borderie. Guion: Jacques Prévert. Música: Maurice Thiriet. Fotografía: Roger Hubert, Marc Fossard.

Protagonistas: Arletty, Jean-Louis Barrault, Pierre Brasseur, Pierre Renoir, María Casares, Gaston Modot.

 

Paris, 1828. La atractiva actriz de teatro Garance (Arletty), es cortejada por Baptiste Duburau (Barrault), tímido y sensible actor de mimo; por Frédérick Lemaître (Brasseur), apuesto y prometedor actor de teatro; por Pierre-François Lacenaire (Herrand), dramaturgo frustrado, estafador, ladrón y asesino de refinados modales; y por el vanidoso conde Édouard de Montray .

El film suma drama, romance, farsa, tragedia y teatro. Concebido como una superproducción, reúne a 1.500 extras, cuenta con un inmenso decorado (de medio km. de largo) que evoca el Bulevar del crimen (distrito parisino del teatro), un año y medio de producción, la mayor inversión francesa en cine realizada hasta entonces y un metraje de 3 horas y 10 minutos, dividido en dos partes: El Bulevar del crimen y El hombre blanco.

Estrenado inmediatamente después de la liberación de Francia, antes de la finalización de la II Guerra Mundial en Europa (mayo, 1945), deviene en la gran película francesa de la posguerra. Tras un estreno triunfal, obtiene una gran acogida por parte del público y la crítica. Es el último gran éxito de Carné y de su guionista, Jacques Prévert. Concebida como respuesta francesa a Lo que el viento se llevó (Fleming, 1939)

La actriz y los tres personajes masculinos principales son imaginarios, pero se inspiran en personas reales. El film habla de diversos sentimientos humanos: celos, deseos de venganza, envidias, amor verdadero, codicia, soberbia, amistad, amor perdido, etc. Presenta una atractiva descripción de ambientes, como el del teatro, la noche, la calle, el familiar, el del público (los niños) del paraíso, etc. Se apoya en una acertada puesta en escena, un guion brillante, irónico e ingenioso y en interpretaciones acertadas.

Justifica la importancia del humor, la ironía, la farsa y la alegría de vivir, en el teatro y en la vida. Eleva un canto al amor en todas sus manifestaciones: amor libre (Garance), amor libertino (Lemaître), amor sincero (Nathalie), amor absoluto (Baptiste). Elogia los sueños, los de Baptiste y los de tantos que los han necesitado para sobrevivir. Los sueños dieron fuerzas para soportar la ocupación y alimentaron el coraje de la Resistencia. De los sueños se han de extraer las fuerzas para la reconstrucción. Los sueños permiten ir más allá de la realidad para mejorarla y superarla. Propone un modelo de mujer independiente, autónoma, audaz, sexualmente libre y profesionalmente activa, acorde con la tipología emergente en Europa.

Tras 5 años de clandestinidad, opresión y resistencia, el film proclama la llegada de la hora de la libertad, la alegría, el amor y la fiesta. Las máscaras han sido y son un medio de autodefensa y resistencia. Son un instrumento para sumergirse en el mundo mágico de la fantasía, fuente de gozo, inspiración y alegría. Sobre todo son una ayuda para aproximarse a la vida, entenderla y encontrar en ella la verdad, la autenticidad, la realidad y la verdadera libertad.

En ocasión del centenario del nacimiento del cine, la crítica francesa en 1995 la nombró «la mejor película jamás filmada».

Se exhibe con un intermedio de 10 minutos entre la primera y segunda parte.

Las localidades son de $100 con cupo para Socio Espectacular.
Fecha/s: 
Lunes, 30 Abril, 2018 - 18:00
Lugar: 
Auditorio Nelly Goitiño, Sala Héctor Tosar