Requiem

Temporada Orquesta Juvenil del Sodre
Requiem. Orquesta Juvenil del Sodre

 

El Requiem o Misa de difuntos, es la última obra del compositor austríaco.
Según la leyenda, el músico la compuso con la idea de que se trataba de su propio Réquiem, encargado por un mensajero de la muerte. Aunque la realidad parece ser menos poética, ello no resta un ápice a la potencia expresiva ni a la belleza de la partitura, con algunas secciones que se cuentan entre las cimas no sólo de la producción de Mozart, sino de la música universal: el "Introitus", el "Kyrie", el "Dies irae" o el "Lacrimosa".
En el último año de su vida, se presentó a Mozart, que estaba ya enfermo y deshecho, un taciturno desconocido, que le entregó una carta y desapareció. Era el encargo anónimo de una misa de réquiem, con promesa de buena recompensa. El fúnebre desconocido se volvió a presentar unos días después y pagó un anticipo, recomendando a Mozart que no descuidase su obra. Volvió luego, de vez en cuando, para vigilar el progreso del trabajo. Era, sencillamente, el camarero del conde Franz von Walsegg, rico aficionado que tenía la debilidad de encargar obras a los grandes músicos para hacerlas ejecutar luego haciéndolas pasar por suyas.
Pero aquellas circunstancias singulares turbaron la mente de Mozart, ya fatigada por la áspera y continua lucha por la vida. Se entregó a la composición del Réquiem con el máximo empeño y, al mismo tiempo, con la firme persuasión de que aquella obra había de ser también su canto fúnebre. En efecto, no pudo terminarla. La obra fue completada por su discípulo Franz Xaver Süssmayer (1766-1803), quien, en los últimos años de la vida del maestro, había vivido en estrecha intimidad artística con él. No es fácil determinar exactamente cuál es la parte debida a Süssmayer.
Presentando 4 solistas: soprano, contralto, tenor y bajo, coro y orquesta, está escrita respetando los textos en latín y la rodea un clima de enigma y misterio por las circunstancias en las que le fue encargada a Mozart que en última instancia compuso su propia misa de difuntos.

El manejo del contrapunto y la especial utilización del trombón en contraposición con las voces en Tuba Mirum buscando una sonoridad rica en bajos, creando un clima de introspección, son algunos de los aspectos que posicionan a esta obra como una de las más espectaculares de la creación mozartiana.
Biografías y vidas
 

 

Dirección Yuri Hung (Venezuela)
Solistas Ariel Cazes, Paula Almenares, y solistas del Coro Nacional del Sodre
Con el Coro Nacional del Sodre
Dirección Esteban Louis

 

Programa

Wolfgang Amadeus Mozart Misa de Requiem en re menor K626

 

 

Platea baja $240 l Platea alta $270 l Tertulia y Palcos platea alta $180 l Galería baja y Palcos tertulia $1100 l Galería alta central $90 l Galería alta lateral y Palcos galería baja y alta $60. Por promociones consultar boletería del Auditorio Adela Reta 2900.70.84. Tarjetas aceptadas OCA, VISA, Master Card y BROU en toda la red y web. Entradas a la venta en Tickantel tiendas Antel y su red de venta Abitab, RedPagos, Tienda Inglesa y boletería del Auditorio. Venta web con eBROU, BBVA, Banque Heritage y Santander.
Fecha/s: 
Jueves, 3 Mayo, 2018 - 20:00
Lugar: 
Auditorio Nacional Adela Reta, sala Eduardo Fabini