Testigo de cargo

Temporada de Cine Arte
Ciclo Billy Wilder
Testigo de cargo

 

Testigo de cargo (Witness for the prosecution)

1957, 116 minutos.

Dirección: Billy Wilder. Producción: Arthur Hornblow Jr. Guion: Larry Marcus, Billy Wilder, Harry Kurnitz, basado en la obra de Agatha Christie. Música: Matty Malneck, Ralph Arthur Robert. Fotografía: Russell Harlan. Montaje: Daniel Mandell.

Protagonistas: Tyrone Power, Marlene Dietrich, Charles Laughton, Elsa Lanchester, John Williams, Henry Daniell.

 

La acción tiene lugar en Londres en 1952. El famoso abogado londinense sir Wilfrid Robarts (Laughton), convaleciente de un infarto de miocardio, es asistido por la enfermera Miss Pimsoll (Lanchester). Acepta la defensa de Leonard Vole (Power), acusado de asesinato. Vole está casado con la alemana Christine (Dietrich).

El film suma los géneros de drama, misterio y thriller, a los que añade elementos de comedia de humor. Wilder asume la adaptación de la obra de Agatha Christie a instancias de Marlene Dietrich, y la protagoniza, es la segunda colaboración entre ambos. La obra tiene un tono teatral, ya que la mayor parte de la acción se desarrolla en el despacho de Robarts y en la sala de juicios. Intercala sugestivo “flashbacks” que explican antecedentes de la acción. La narración es brillante y fluida, la puesta en escena es excelente, los diálogos son magníficos y las interpretaciones memorables. La atmósfera de misterio y de intriga se desarrolla en un crescendo bien administrado, que absorbe la atención del espectador. Los personajes están bien definidos, sobre todo el del abogado defensor: gruñón, cascarrabias, testarudo, sagaz, lúcido e intuitivo, con lo que el público se hace cómplice del abogado, como en El ocaso de una vida, el protagonista desea una última oportunidad. La lograda intensidad del suspenso ha hecho que el film se comparara con los de Hitchcock, de quien Wilder toma aquí elementos tan característicos como el falso culpable, la mujer rubia que gobierna al hombre o los giros argumentales.

El abogado que interpreta Laughton acapara los golpes verbales y visuales más llamativos. Por ejemplo, el monóculo funciona como detector de mentiras. Con él capta y dirige la luz del sol a modo de foco en un interrogatorio y le permite comprobar la veracidad de las respuestas de sus clientes. También pronuncia un excelente discurso con el que desenmascara a un testigo que miente en el estrado. Su papel realmente imponente y es realmente imponentemente interpretado. Wilder siempre habló con entusiasmo de su amistad con Laughton e incluso le reservó un papel en Irma la dulce (1963). Pero la precaria salud del actor impidió otra colaboración.

La película tuvo seis candidaturas a los Oscar: a la mejor película, al mejor director, al mejor actor principal (Charles Laughton), a la mejor actriz de reparto (Elsa Lanchester), al mejor sonido y al mejor montaje.

 

Localidades a $100 y cupo para Socio Espectacular.
Fecha/s: 
Lunes, 7 Agosto, 2017 - 18:00
Lugar: 
Auditorio Nelly Goitiño, sala Héctor Tosar